En la vida son muchas las decisiones que tenemos que tomar y puede ser realmente complejo, aún así, muchas veces no podremos saber si hemos tomamos la decisión acertada, sin embargo, lo que sí podemos hacer es una buena toma de decisiones, lo más realista posible, que pasa también por tener en cuenta nuestras emociones, de hecho esto es algo que guía mucho en decisiones difíciles. Al respecto, en el proceso de la psicoterapia, el terapeuta todo lo más que puede hacer es empatizar y entender a la persona, tanto en los factores externos como en los factores internos que la puedan condicionar, además de ayudar en la detección de pensamientos irracionales, ayudar para que emerjan las verdaderas emociones, además de alternativas y soluciones. Más allá de esto el terapeuta no tiene más que respetar y observar, pues si pretende aconsejar lo que a él le parece corre el peligro de proyectar en la persona cosas que sólo pertenecen al mundo del terapeuta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Quieres recibir mis nuevos posts en tu e-mail?

Estarás al tanto de todos los artículos nuevos que vaya publicando. Si no te gusta la idea, cierra esta ventana y sigue navegando :-)

Politica de privacidad

Gracias por suscribirte :-)