Las personas que toman buenas decisiones no son diferentes a las que las toman malas

Conocí a un hombre muy concienzudo y meticuloso, gran amante de la ciencia y el mundo empresarial.

Quería ser un empresario de éxito y para ello hizo todos los cursos que había sobre toma de decisiones basado en análisis de datos.

Muy seguro de sí mismo se dispuso a montar un negocio junto con otras personas que serían sus socios. A veces se desesperaba porque no entendía ciertas formas de actuar de sus socios, pero él lo tenía todo controlado con el análisis de datos.

Poco tiempo después la empresa quebró y sus socios le engañaron.

Hizo tal acopio de datos externos, que se le olvidó de los internos.

Esas sensaciones viscerales que le decían que algo no iba bien.

Antes de tomar la decisión tampoco se paró a reflexionar sobre la integridad y las capacidades de las personas con las que iba a asociarse y las sensaciones que eso le producía.

¿Y por qué te cuento esto? Porque veo a mucha gente pasándolo mal por una sencilla razón, y es que no escucha sus sensaciones viscerales y con ello tampoco sus emociones.

En realidad las dos cosas van unidas, no podemos separarlas, o tendríamos que operarte. Y supongo que no te apetecerá.

Todos los días estamos tomando decisiones y detrás están las emociones, entonces ¿por qué no está todo el mundo aprendiendo sobre gestión emocional?

Eso quisiera yo saber, pero creo que hemos oído demasiadas historias horribles que tienen que ver con las emociones. Dentro de esas historias vemos a todo el mundo aparentando estar bien y tratando de utilizar toda su energía para acallar esas emociones tan desagradables. Al menos las que consideramos negativas claro.

Las emociones terminaron convirtiéndose en pequeños gremlins, con muy mala prensa, y como si fueran tamagotchis que necesitan de unas condiciones determinadas pero que pocas personas conocen.

Así es que me convencí de que primero había que conocer el funcionamiento de los gremlins y los tamagotchis.

Y ahora te voy a decir una cosa, llevo toda la vida peleándome con gremlins, te aseguro que es una lucha encarnizada y ya no estoy dispuesta a gastar mi energía en ello.

Luego compré un tamagotchi y me encantaba cuidarlo, pero un día me di cuenta de que por mucho que le cuidara nunca hablaría como un humano. Sentí tal pena que tuve que darlo en adopción a otra persona.

Por favor, no me juzgues por ello. Pensé que no era justo y ahí fue cuando me propuse que nadie más tuviera que pasar por ese sufrimiento.

Tomé una decisión: me leería bien todas las instrucciones cuando hiciera una nueva adquisición.

Entonces me eché novio, pero no traía las instrucciones. Cansada de buscar es como me di cuenta de que lo único que podía hacer es conocer mis propias instrucciones, y eso me permitiría conocer las de los demás, y hasta ganarme la vida con ello.

He elaborado unas instrucciones muy precisas, y éstas sí que construyen una verdadera seguridad, no como la de aquel hombre de negocios.

Estas instrucciones suponen el primer paso para conocer bien a los gremlins y también a los tamagotchis, pero primero tienes que aceptar que no hablan, al menos como un humano.

Sólo tienes que saber que es un primer paso, para luego adentrarte en el mundo de las emociones más profundamente. Para lo cual muy pronto saldrá la segunda edición de mi curso Supera tus miedos gracias a la hipnosis. Verás todas las instrucciones completas de los gremlins. La ruta será divertida y práctica, la poca teoría en la que nos basaremos, te la incluiré en tu cerebro sin dolor, te lo prometo.

Si quieres que te avise antes de que salga la próxima edición, puedo apuntarte en mi lista de espera, escríbeme a contacto@lourdesgarrido.es

 

También tendré pronto un libro, Senda y los gremlins, acabo de decidirlo, fue una sensación visceral. Pero de momento, si crees que una niña de 9 años te puede enseñar algo sobre emociones, aquí puedes entrar en el blog de Senda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies