Los problemas de ansiedad son muy frecuentes y el consumo de fármacos es demasiado alto, según alerta la Organización de consumidores y usuarios (OCU). Más de la mitad de las personas que toman fármacos lo hicieron después de la consulta al médico de Atención Primaria y sin que hayan recibido la información necesaria acerca de los efectos secundarios o del riesgo de dependencia.
Además hay riesgos asociados a su supresión brusca, como recaída a los síntomas originales.
Las pricipales guías de práctica clínica, que parten de estudios científicos rigurosos, recomiendan como tratamiento de primera elección en los trastornos de ansiedad el tratamiento psicológico, mediante el entrenamiento con técnicas cognitivo-conductuales frente a los psicofármacos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Quieres recibir mis nuevos posts en tu e-mail?

Estarás al tanto de todos los artículos nuevos que vaya publicando. Si no te gusta la idea, cierra esta ventana y sigue navegando :-)

Politica de privacidad

Gracias por suscribirte :-)