La línea entre lo que es romper con nuestras dependencias emocionales y desconectar de ellas puede ser tan fina como la línea que hay entre independizarnos emocionalmente de nuestra pareja y desconectar de ella.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Quieres recibir mis nuevos posts en tu e-mail?

Estarás al tanto de todos los artículos nuevos que vaya publicando. Si no te gusta la idea, cierra esta ventana y sigue navegando :-)

Politica de privacidad

Gracias por suscribirte :-)