Si pudieras observar qué haces mientras miras esta foto, quizá hagas varias vueltas con tu mirada para terminar focalizando tu atención en esa gota de agua que hay a la derecha, aunque quieras mirar a otro lado, siempre terminas en la gota, en la que puedes fijarte aún más para descubrir, como si se tratase de una lupa, cómo aumenta los detalles que hay en ese trozo de piel de la manzana.

Toma conciencia de cómo focalizando tu atención en ese lugar, el resto de tu visión periférica se hace algo secundario, más desenfocado, e incluso desaparece para ti.

Es este mismo ejercicio el que hacemos de forma natural cuando algo nos motiva y estamos centrados plenamente en ello, poniendo ahí todas nuestras facultades, nuestras mejores capacidades al 100% al servicio de una tarea.

Sin embargo, a menudo, dependemos de que algo nos motive mucho o capte nuestra atención para que hagamos uso de esta capacidad. Lo cierto es que sólo depende de nosotros si queremos entrenarla o no, que significaría sabernos motivar y saber gestionar con mucha más libertad nuestra vida, independientemente de las circunstancias que estemos viviendo.

¿Suena bien verdad? quizá te parezca idílico pero es algo que hoy la neurociencia ha conseguido demostrar. Rasgos alterados es la traducción del título en inglés Altered traits, del último trabajo de Daniel Goleman y Richard J. Davidson (título en la traducción al español Los beneficios de la meditación). En este libro se muestran los estudios científicos sobre el cultivo de la atención, lo que hay de verdad y lo que no, por fin se pueden concluir algunas cosas que resultan de vital importancia para nuestro bienestar.

Por mi parte, de esta lectura resaltaría que no es oro todo lo que reluce, la meditación no es ninguna panacea, así como nada lo es, y tampoco está libre de esfuerzo, sino todo lo contrario. Cualquier entrenamiento que queramos seguir requiere de una continuidad y una perseverancia, es entonces cuando podemos encontrar los frutos, y son muchos. 

En este libro se muestran algunas conclusiones a las que la ciencia ha llegado como, por ejemplo, que después de años continuados practicando una determinada forma de cultivar la atención, se encuentran modificaciones positivas y estables en el funcionamiento de nuestro cerebro y, por ende, en los rasgos de nuestra personalidad. 

William James, fundador de la psicología funcional en el siglo XIX, ya nos hablaba de la atención: “la facultad de dirigir deliberadamente nuestra atención errante, una y otra vez, constituye el fundamento mismo del juicio, el carácter y la voluntad”.

William James, a comienzos del siglo XX, se convirtió en el primer profesor de psicología de Harvard, sin embargo, en la actualidad, en la facultades de psicología, no se nombra una parte importantísima de su obra. Hubo un momento en el que pasó de moda, un ansia por todo lo científico pero entendido como algo cerrado “lo que no se puede ver ni medir no existe”, hizo que todo lo que se refería al mundo interior y subjetivo de la persona dejara de existir para la ciencia, por tanto, el concepto de ciencia y de lo científico quedó en este caso absolutamente reducido. Si alguien se salía de esta forma de entender las cosas, ni siquiera para comprobar, para experimentar, se jugaba su carrera profesional.

No obstante, tanto Daniel Goleman, autor que popularizó el término Inteligencia Emocional, quien fue profesor de psicología de la Universidad de Harvard, como Richard Davidson, reconocido profesor de psicología y psiquiatría en la Universidad de Wisconsin Madison, continuaban haciendo sus investigaciones personales, entrenando sus mentes con el cultivo de la atención a través de la práctica de la meditación, ya desde la década de los 70.

Hoy en día el escenario es bien diferente, hay una apertura a la investigación de todo cuanto tiene que ver con nuestro cerebro y con nuestro bienestar, son muchas ya las investigaciones mediante Tomografía Axial Computarizada para ver los efectos del cultivo de la atención en nuestro cerebro. La ciencia comienza a sacar algunos resultados sorprendentes y esperanzadores, pero con la moderación y precauciones que todo estudio científico requiere. Este libro muestra la búsqueda sincera de los autores respecto a lo que es verdad y lo que no en el cultivo de la atención.

Uno de los descubrimientos más apasionantes de la actualidad es que hay muchas formas de entrenar la atención y que cada una de ellas moviliza un perfil neuronal distinto.

Hoy quiero introducir el programa desarrollado por el doctor Jon Kabat-Zinn en la Escuela de medicina de la Universidad de Massachusetts. Este programa por su siglas en inglés se llama MBSR, en español REBAP: reducción del estrés basada en la atención plena. Se trata de un programa estructurado que utiliza técnicas de atención plena orientado a aliviar el dolor y mejorar el bienestar físico y emocional de personas que padecen diversas enfermedades. Las raíces de estas enseñanzas están en el budismo.

Hoy en día este programa lo siguen miles de personas que, sin padecer ninguna enfermedad, disfrutan de los beneficios que aporta a su vida. Pero lo cierto es que todos los tipos de meditación pasan por el mantenimiento de la atención de una u otra forma.

Te invito a probar un sencillo ejercicio, sería el primer ejercicio que este programa MBSR propone. Elige una tarea de tu vida cotidiana, ya sea lavarte los dientes, ducharte, desayunar, subir las escaleras o cualquier otra que hagas todos los días. Decide ahora, siempre que la realices, hacerlo con plena conciencia, poniendo todos tus sentidos en ella, disfrutándola y notando tu cuerpo plenamente. 


Esta será la mejor manera de empezar a distinguir cuándo estás en modo piloto automático (o modo orientado a la acción) y cuándo estás presente plenamente. En distinguir la diferencia está el aprendizaje y este es un buen comienzo para que puedas disfrutar tú también de las ventajas de este programa.

Si lo pruebas ya me contarás cómo te ha ido. Hasta el próximo artículo sobre la atención, queda mucho por saber.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Quieres recibir mis nuevos posts en tu e-mail?

Estarás al tanto de todos los artículos nuevos que vaya publicando. Si no te gusta la idea, cierra esta ventana y sigue navegando :-)

Politica de privacidad

Gracias por suscribirte :-)